16.4.07

Catástrofes Naturales-capitulo III

Adentro, las mesas. Un mozo que iba y venía por los corredores que se gestaban entre la gente, las sillas. El barman que se apuraba para enfriar las cervezas que siempre guardaba en los cajones, esas de repuesto que solo salían a la cancha cuando las frías se morían en los cuerpos de los clientes.
Diez mesas con distinta cantidad de gente. Una especial, de frente a las otras, con un micrófono.
Uno tras otro, los poetas leían sus textos allí, en voz alta. Entre toneladas de humo y vapores etílicos.
Rescataban gemas futuristas de difuntos, se atrincheraban en la vanguardia. Por el puro placer del arte.
Intercambiaban narcisismos, levantaban banderas, eran violadores, psicópatas, herejes, seres de conciencia, iluminados.
Eran lo que querían ser.
Por que ellos eran puros, más puros y abiertos que ningunos otros, allí se consagraba la libertad.
Pasaban las horas, mientras el mozo y el barman ardían de tanto trabajo; con esa resignación de quién sabe que al final, todo sufrimiento tendrá su recompensa material.
Leyendo llegaban a las puertas mismas de su ser.
Pasaban y uno tras otro los poetas se masturbaban pensando en sí mismos. Le hacían el amor a sus entrañas.
La unión era por la poesía.
Había toda clase: tipos con pinta de escritor, generalmente con algo más fuerte que cerveza, quizás whisky, quizás ginebra, sin nada que los conecte con algún signo de nuestros tiempos, sin celular, sin ropa extravagante, incluso con borceguies y saco de vestir.
Tipos con pinta de autista, mirando siempre para abajo, incorporándose para aplaudir, moviendo cíclicamente alguna de sus piernas, o ambas; otros con lindas mujeres, seducidas por la bohemia.
Grupos de hombres que se sucedían para ir al baño, que miraban insistentemente por la ventana del lugar y parecían a la espera de algo trágico, que el ejercito decida derrocar al presidente de turno y clavarlos a ellos en Plaza de Mayo como chivo expiatorio; o que el techo se venga abajo; o que alguna otra persona del bar se les acerque y los descubra para denunciarlos o para pedirles un poco.
Intrusos, gente que solo pasaba por allí aquel día y sentía que ésta era una noche distinta, una noche donde sus vidas había tenido contacto con la cultura, una noche memorable.
Había mujeres también, en su mayoría aparentemente inteligentes y asexuadas, sin nada atractivo más allá de sus conflictos y su poderosa sensibilidad.
Uno de ellos, quizás el más respetado de ellos, pasó y leyó.
El aplauso fue atronador. El poeta se levanto simulando humildad y se sentó, mientras todos comprendían que aquel hombre era un genio, un suicida en potencia cuya sensibilidad lo acerca tanto a la luz como a la noche eterna.
Otro.
El aplauso fue compasivo. Este hombre ha escrito buenos poemas y tiene crédito, seguro está buscando una nueva voz, un nuevo lenguaje. Deben de ser los primeros bocetos de una gran serie de poemas cortos.
Una chica hermosa pidió leer. Leyó algo parecido a un apunte de un diario personal.
Hubo un violento silencio. Nadie aplaudió esta vez. El humo se hizo claro. Alguna tos, alguna flema incrustada en la garganta.
Los poetas la condenaron. Los catárticos y los que decían no serlo.
Se unieron ante esta falta de respeto. Ante tanta inmoralidad.
Resolvieron hablar en voz baja, entre ellos, seguir con el mundo como si aquello no hubiera acontecido.
Algunos pidieron más cerveza. Otros encendieron cigarrillos. El baño siguió siendo recurrido.
La chica se quedó mirando, sin entender.
Afuera el vapor emergía de las tuberías. Era invierno.
El asfalto se marchitaba.
Se helaban los túneles de la conciencia.
Todo. Todo era poético.

13 comments:

maga said...

La belleza, inexplicablemente, hipnotiza y acobarda.
Y no hablo precisamente de la belleza física.
No le busquemos explicación, es humano...

¨ ¿quién me ha dicho que había que comprender?
(...)
y de cualquier manera que lo sienta,
así, porque así lo siento, es como tengo el deber de sentirlo¨

Rose said...

los poetas siempre tienden a esconderse de la masa humana. No permitirían que un mero humano, un no-poeta, entrase dentro de su cueva-bar, y tuviese la desfachatez de esperar, encima, un aplauso.
Me encantó el relato, me ha recordado una vida que viví no hace muchos años, en la que me gustaba refugiarme en una cueva los miércoles por la noche, compartiendo cervezas con chilenos emigrados que añoraban su tierra.

Lau. said...

Siempre entre libros de poesía, prosa, y todo eso, y nunca fui a un lugar como ese... y la verdad es que como lo describe ud.. dan ganas de conocer algo así..

Anonymous said...

hola, me llamo Fredi, ya no leo más lo que se escribe en caja de goma, entro y leo los coments, me parece mucho más divertido...

este lugar está lleno de polémicas!

me cabe, me cabe en serio

Miretti said...

eh goma, acaso este es su mejor texto!

bah, si a la crítica no le interesa no me importa, he disfrutado, sí señor!

si señor goma
si señor

Lau... said...

podría recomendarme algún lugar como este, cajita de goma, para conocer, si no es molestia?

pochoclero said...

ja! recomiende goma, recomiende...

qué está pasando acá? todo esto es joda, no goma?

rose said...

jejeje, ahora le han puesto en un apuro....

Lau said...

bajo ningún punto de vista he querido ponerlo en un apuro señor Goma, le tengo mucho cariño virtual como para hacerle eso, así que, atendiendo a lo que dice Madame Rose, no se preocupe, le pido mis disculpas del caso.. voy a buscar respuesta en otro lado.

Álvarez Gómez said...

Goma, me encantó el texto.

Saludos
AG

cajadegoma said...

Gracias amigos, ustedes le dan un nuevo brillo a nuestra Asociacion Civil, q cada vez se parece más a eso.

Ustedes son los panelistas de goma.

Maga,por la incondicionalidad y la cita.
Miretti y pochoclo, por la púa q meten y los años en el camino.
Anónimo, por ser un croata cobarde.
Rose, por ser tan elegante, para si o para no.
Laura,por ser tan rubia. pd:no podria recomendarle a nadie un lugar asi, lo siento. Y no se preocupe q no me puso en ningún apuro.
Alvarez, por su atentamente.

A Messi, por el gol q hizo.
Al coco Basile, por resistir a la cama de estos jugadores.

Anonymous said...

borombombom borombom bom
caja de goma sos un cagon

cajadegoma said...

Por favor no tiremos mas leña al fuego q se ofendieron las chicas.

Basta con lo zocarron.Se escibe así zocarron?

Viva la vida!