19.8.09

Pornografìa

Vi una fuente en la puerta de una de esas Iglesias del Nuevo Reino del Señor o lo que fuera, esas que tienen un corazòn y una paloma. Las de pare de sufrir.
La fuente tenìa agua y al lado un cartel que decìa "escriba su nombre y bàñelo en agua bendita".

Adentro de la fuente habìa muchos papeles cuadrados.
Al lado de la fuente una birome atada y un pilòn de papelitos cuadrados para que yo vaya y ponga mi nombre.

Lo pensè un segundo. Recièn pasè de nuevo por el bar que tenìa los espejos al costado y mucho frìo afuera, el cafè de la buena onda, la revelaciòn y el punto final. Y caminè cerca de la Hebraica y del megaportòn de madera que tal vez te està escondiendo ahora.

Caminè porque hoy no hice un pedo màs que trabajar en la cultura, y todos sabemos que los que trabajan con la cultura no hacemos un pedo en realidad.
Es el mejor trabajo, seguramente.

Iba a escribir mi nombre pero me decidì por el tuyo.
Decidì que era el que tenìa que nadar en agua bendita.

Todo lo que va, vuelve, dicen. Por ahora lo que veo volver son los estragos de la sinceridad.

Una cosa es que ya no te escriba y otra es que ya no escriba sobre vos.
Me di cuenta que si metìa el papel en la fuente tal vez podia dejar de pensar. Tratar de ser historia.

Podìa escribir tu nombre sin que se te infle el pecho por eso, sin que se te agrande la sombra, sin enseñarte a ser invisible, sin decir ni de màs ni de menos, apenas emitiendo un gesto de liturgia y rebeliòn, para mi, para la historia que estoy haciendo, una de las de antes, una de las de nunca jamàs, una de las de siempre.

Y lo hice y un cyber ahì nomàs.
Y me tuve que meter a violarme un poco.
Y la china que me diò de baja el Filtro que dice que Caja de Goma està llena de porno me pidiò que le baje el volumen a mis auriculares, de muy mala forma. Y no estàn tan fuertes y estaba oyendo otra vez a Tom Waits porque siempre que pienso en vos llega el tema 7 de mule variations que es bàrbaro y me pone asì, como un fuentòn de agua bendita a punto de hervir.

En Buenos Aires paseo. Me encontrè entre piedrazos de mujeres de 40 años devastadas y pendejos de 16 años contentos.
Estàn todos locos si esperan que la justicia traiga algo màs que opiniones encontradas.

Mido mis palabras y a todas las encuentro largas, cortas o inùtiles.
Todo aquì debe ser pornogràfico, supongo. Porque me siento desnudo otra vez.

Hay perversiones que se aplacan con latigazos, como hicieron los romanos con Jesùs, antes de convertirlo en una mega estrella.
Y yo se bien que Roma no se quema sola.

4 comments:

maga said...

larga vida a caja de goma asociaciòn civil

Patito rodriguez said...

la vieja canción...

L ... said...

el otro día escuché al pasar que hay gente que para defenderse se desnuda... y me quedé pensando.

slds.

cajadegoma said...

maga, larga vida es la leche cara. gracias y salud, a ver cuando venis por aca.

patito, estan jodidos, master, queres contarnos tu historia?

L..., seguiràs pensando en lo mismo? espero q no.