15.8.08

la magia

Los volantes deben ir hasta el fondo, marcar el zurco, dejar todo en la vida y en la cancha, no guardar absolutamente nada.
Mirar, siempre la cabeza arriba, los ojos puestos en el campo. Usà los espejitos, mirà los retrovisores, timpaneà, transegenità, engruesà. Movilizà, zarpà, chupà.
Bebè por ùltima vez, brindà que es la ùltima, el vaso al cajòn y el cajòn al sarcòfago.
Comprate algo de los ratones y convertite en el ùltimo DJ analfabeto de la galaxia.
Ahora con el Win Amp todos somos Derò.
Imaginate un mundo verde, sin ecologistas ni medios ambientes: toda una panacea de sanguches de milanesa que no traigan colesterol.
Los alquimistas, que en realidad son esquimales, viven en carpas de hielo, calientan la comida (las mujeres contra su concha y los tipos se frotan el escroto con el pescado), toman mate de porro y fuman puchos freezados.
Todos cantan los temas de MJ. Porque Michael J no es el mejor.
Es LO mejor.
Ok?
Michael J. Ni blanco ni negro, rojo como un toro de chicago, rojo como el blues de chicago, 23 como 2 dìas despuès de la primavera.
Michael J, un thriller de triples, de crudo, mostaza y ananà.
Clavate un doble, tambièn Larry Bird, que vos no sos ni pasta base ni paco, sos ayuda base, como Ginobilli hizo con sus hijos: les regalò una medalla de oro a cada uno, se la metieron en el culo, la cambiaron por merca y siguieron trabajando de lo que saben: arreglar autos para que manejen los millonarios.
Todos tienen su propio canal.
Basquet Nation, the National Anthem.
Tocan fagots como de Kid A, cornos como The Morning Bell y fuman cigarros Optimistics. Eran deportistas, juglares, maquiavelos, pero ahora solo quedan rockeros de poca monta, polìticos depresivos y corrosivos lìderes gremiales.
El arma guardada, los ratones trabajando, el dia que las ratas dejaron de ser amables la revoluciòn dijo "Grueso".
A la hoguera los Mp3, los internets, las bandas derviches y los mortales escabeches, pala, pico y pala para todos.
Revoluciones que se calientan en cucharas.
Por favor, dejà tranquilos esos brazos, Michael, dejalos en paz que necesitan fuerza vital para tirar otro triple, otro doble, un single, una orgìa sin òrganos, un toque que te toque, te mando la manopla acà y la poronga no, te toco con la lengua tu lengua, las tetas con las espaldas, tomà puta, chupate esta muñeca, chupate este tobillo, tomà mamì, toma este blues rojo de chicago.
Somos toros. Toros, Red Bulls, Chicago Bulls, el 23, la magia de Michael J.

3 comments:

naza carnicero said...

esas que tomaste no eran aspirinetas

acróbata said...

un gran pantallazo del paradigma que nos asfixia,
abrazo

lo rigby said...

es muy , muy , muy bueno este texto suyo...igual, una frase que tiró por allá, en otro sobre riquelme me saco una sonrisa.
Me gusto, que me puso una chica del suburbio, me queda bien

por ultimo y para ir cerrando le digo que iba a dejar una invitación, pero veo que la joven guarrior anda activa.

saludos, mi estimado amigo hincha del ciclón, ja ja!