11.4.08

Pedro y Carrlos se fueron al río

Al mismo tiempo, en un barrio de casas quinta que algún día fue hermoso y que hasta el Mono Borges caminó y hoy es lo que más nos quedó del menemismo y el mal gusto de los nuevos ricos, de Faena, de las caceroleras de ropa multicolor y drogadictos de diseño, yo era una pelota de nieve que caía por la ladera de cemento y crecía ante los 2 temores posibles.

Allí nos encontraríamos, de casualidad.
Entre las arboledas, las calles, los extranjeros y la poca comida en platos de oro.

Un temor era el de verte allí del brazo de tu nuevo amor. Y mirandome con ojos de terror, porque el respeto no temo que lo hayamos perdido.

Y entonces dejaría yo caer dos lágrimas.
Una por dolor y otra por estrategia.

El punto más alto y más bajo del desamor y la melancolía es buscar a alguien por la calle con la casi seguridad que lo vas a encontrar.
Es angustia. Es pasión. Es guerrilla. Es un pozo petrolero para este fondo de caucho cybernetico. Es un verso melódico. Es un poema épico.

Es un autoreportaje eterno y un par de textos brillantes en 60 cuadras.

Decía que al mismo tiempo, tal vez al día siguiente.
Buceaste por mi tierra. Me decís que te llegó la hora de los Redondos.
Y eso a mí me parece hermoso. Porque no existe emoción en forma de rocanrol, y por ende, emoción terrenal moderna, más profunda que la de los Redondos.

Y me decís que no me habías leído y que yo sé que no sabés cómo busco cuando busco y como deseo cuando no tengo.

En esos momentos, sólo puedo pensar en Peter Gabriel. Me imagino llegando a Yapeyú, recostandome en el ambiente grande.

Ese tema número 6 de "Us" me empuja desde adentro.
Río río, llevame lejos, al lugar del que vengo.

Y yo voy nadando en pelotas junto a los juncos y al jacarandá del járdin de jalea con J.
Salgo y vos dejás ese libro que nos hace entender la vida. Me abrazas con la toalla natural.
Luego hacemos el amor y vos llorás al acabar.

Y yo recuerdo el poema de Carlos.

...y mientras nos vestimos

hablamos sobre qué otra cosa podríamos hacer,

pero el estar juntos resuelve casi todo,

en realidad, lo resuelve todo

porque mientras esas cosas

estén resueltas en la historia de un hombre y una mujer,

es diferente para cada uno

mejor y peor para cada uno...

Entiendo todo. No tengo porqué entender.
Es diferente para cada uno. Es sólo eso.

6 comments:

Rose said...

Muy bonito, Goma! una parte de este post me ha recordado a Cortázar... "andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos".
Qué recuerdos!!!!
Un saludo

lau said...

hermoso.

cuando leo estas cosas se me abre el corazón.

abrazo.

Rocco D' ipp said...

NO ME GUSTA ESE TONO MEDIO FASCISTA QUE TENES CUANDO HABLAS DE LOS DORGADICTOS DE DISEÑO.
¿SABIAS QUE LA DROGADICCION ES UNA ENFERMEDAD QUE MANCOMUNA A TODAS LAS NACIONES Y CLASES SOCIALES?

DROGATE MÁS.


D'IPP

nazareno carnicero said...

esselente texto señor goma
muy bueno, en serio

ahi te mande la merca a tu casilla gmail


saludos

Guido said...

Vos sabés quién es Rocío Marengo? Yo no.

cajadegoma said...

rosita, q te puedo decir. no exageres.

lau, veo q no te habias ido sino q me reprobabas en silencio.

roco, ok, tomo nota.

naza, graciela.

guido, tomatelas. aca no hay lugar para snobismos.
sino sabes quien es hacete puto.
je.