1.11.07

el equino veloz de Rulfo

Aquella mañana de Octubre (de regreso a Octubre) Rumy alimentò a los gatos que cuidan nuestro edificio.
Manguereò el patio del aljibe y regò las palmeras.
Caminando las escaleras de nuestro preciado edificio de goma (sede central de nuestra noble Asociaciòn Civil) viò el buzòn blanco. Ahì llegaban las facturas de luz, gas y telèfono. Agua no tenìamos, para eso estaba el aljibe.
Las juntò, las leyò y maldijo al Estado y a Menem por haber privatizado todo y que estè todo tan caro.

Se asomò, eran las 5 de la mañana y recièn amanecìa. Cada vez habìa màs gente durmiendo en la calle en Buenos Aires.

"Este paìs no se va a la mierda"
"Este paìs està en la mierda".
Eso pensò para su interior guaranì.

Volviò a entrar y al cerrar el Gran Pòrtico Dòrico escuchò el galope de un caballo acercarse a toda marcha por la calle.
Toc-Toc.

Rumy se asomò por la rendija y viò a un hombre con un saco largo y un sombrero. A su lado, cual Rocinante o Sombragris, el equino veloz.

Era Rulfo, el antropòlogo de goma. Volvìa luego de aquel dìa en el que recibiò del mismìsimo presidente de esta noble Asociaciòn Civil la orden de investigar aquel papiro fundacional.
"La biblia peronista".

"Rumy, guardà esto. Dàselo al presidente sin falta hoy. Me voy, me estàn buscando."
"Pero Rulfo... tanto tiempo y te vas asi... por lo menos decime donde te encuentro"
"No nena, es mejor que no sepas nada. No abras el sobre. Por tu bien te lo digo. Te juro que para mì es difìcil tambièn...te amo Rumilda Velazquez Ferrero...cuando pase todo vas a saber de mi...antes no...perdoname nena"

La besò fuerte y se subiò al equino veloz. En un santiamèn estaba lejos.

Rumy cerrò el portòn y llorò de espaldas a la puerta. Con el sobre en la mano.
Con la sensaciòn primera del desamor. Ese momento en el que las paredes se empiezan a cerrar sobre vos y simplemente el mundo cobra un valor nuevo y asfixiante. El suicidio es la ùnica opciòn cuando lo que abunda son las incertidumbres.

Asì nuestra adorada Rumy descuidò sus tareas esta mañana.
Cuando se empezò a llenar de gente se apurò y algunas cosas subsanò y otras no.
Los gomitas, por suerte, pudieron instruirse como es debido.

El presidente no pudo beber su cafè predilecto. Pero al ver el sobre de Rulfo sobre la mesa y verle esos ojitos negros humedecidos a Rumy entendiò todo y se limitò a darle las gracias y a decirle que la veìa muy bonita ese dìa.
El presidente siempre fue un hombre que supo entender a las mujeres. Por eso ellas le contaban sus secretos y no les costaba desnudarse frente a èl.

Al cerrar la puerta de su oficina mirò el sobre y prendiò un cigarrillo. Nunca fumaba tan temprano y sin comer. Salvo en aquellos años de locura juvenil donde bebiò tè de floripondio, respirò èter y comiò peyote.

Se hizo cafè por sus propios medios y se sentò a fumar y leer.

"Señor presidente de Nuestra Noble Asociaciòn Civil:

En todos estos años que nos unen trabajando por el bien y la objetividad anarquista nunca una de sus tareas me resultò tan dificultosa, pecaminosa, voraz, catàrtica y solemne. Entender el movimiento, pensarlo desde un punto de vista fenomenològico y farmacèutico, considerando las aristas històricas, los ribetes ideològicos, las idas y las vueltas me fue imposible desde lo cientìfico. Desde lo Kantiano.

Cuando usted me diò esa copia decidì alejarme hacia los barrios del conurbano, prefiero no decirle a cuales (no quiero que queden datos concretos), y leer y estudiar y mirar el horizonte peronista del Gran Buenos Aires. Aquì se abre la Pampa. Es eterno mirar hacia adelante, nunca hay fin...tal vez hasta aquella recòndita tierra de pingüinos y osos polares donde en solo 15 minutos de barco se llega a Inglaterra.

Señor Presidente, dejeme decirle que no ha habido en nuestra historia un movimiento tan revolucionario en sus fundamentos, con tanta autoridad para plantarse ideològicamente, con tanto romanticismo en sus leyendas como el peronismo.

Han constituido una fuerza polìtica capaz de parecer socialista y de pregonar la equidad y la lucha contra el oligarca como capaz de darle miles de visas a los nazis para exiliarse luego de la segunda guerra mundial.

Son capaces de venderle el paìs a norteamèrica y cantar "combatiendo al capital" en el mismo acto, la misma noche, en el mismo lugar.

Son capaces de cagarse a tiros entre ellos y asì y todo aparecer en los medios minimizando la contienda hasta llevarla a lugares de vanalidad absoluta.

Tienen la facultad de representar la lucha obrera y ser oficialistas.

Unidad bàsica.
Lealtad.
Enemigos ilustres. Digamos tambièn que han sido siempre enaltecidos por la lacra mas desagradable: los militares, la iglesia catòlica, la AMIA, la clase media veleta argentina, los intelectuales y los snobs como Borges y Cortazar, los eternamente inùtiles de la UCR, la aristocracia porteña (con sus dobles apellidos y sus millones y toda su historia de hijos mogòlicos y escuelas catòlicas), por los rugbyers que se me emocionan cuando cantan el himno como si aquello fuera ir a la guerra.
Tienen su propio himno. Lo cantan con vehemencia. Como los judìos cuando entonan esas canciones, esos mantras de uniòn ancestral entre seres de la misma estirpe.

Son capaces. El ùnico movimiento que solo ha gestado capacidad para moverse en las arenas de la polìtica. Para vencer desde el oficialismo y vencer desde la oposiciòn. Para trabajar en equipo. Para mover barrios enteros a votar por ellos. Para manejar a la mierda de los periodistas que sòlo necesitan un poco de publicidad en sus pàginas para inclinarse para tu lado de la balanza.

Señor presidente, a mitad de camino me dì cuenta.
En un paìs sin opciones. En un paìs sin continuidad democràtica. Sin sustentos ideològicos. Moralmente malnacido. Inùtil para la construcciòn comùn. Un paìs de tercer o cuarto puesto en el deporte. Nunca màs, solo honrosas excepciones como el bàsquet en la olimpìada anterior.

Me hice peronista, señor presidente. Despues de años de filosofìa y letras, de viajes al interior, de caminar junto al piquete para demostrale al porteño que debe haber ruido porque las cosas no estàn bien y si no hubiera ruido las viejas y los gordos, los jòvenes y sus mascotas, todos pensarìan que andamos de 10 y que Ok, no tenès la culpa del hambre. Bien, ellos tampoco tienen culpa de tener hambre.

Y me voy un tiempo. Porque aùn no puedo convivir con esta revelaciòn. No puedo estar ahì, ayudando a nuestros gomitas a pensar con libertad y objetividad anarquista. No puedo porque me picò el bichito del sentimiento. Me picò fuerte, amigo.

Espero que mi camino a la iluminciòn contribuya a los fines que usted disponga, señor presidente de goma. Amo esta Asociaciòn Civil y quiero lo mejor para ella. Y un peronista no quiere lo mejor para nadie màs que para sus compañeros peronistas. Esa dicotomìa me empuja a presentar mi renuncia.

Tal vez me rahabilite. Ese dìa volverè a trabajar codo a codo a tu lado, viejo compadre. Perdoname. Sabes como me pone la ideologìa. Me empuja, me dice "Rulfo, Rulfo, surcà la mar".

Adios.


atte. Rulfo,
antropòlogo matriculado."


El presidente dejò caer el sobre.

Mirò por la ventana y viò cada vez màs gente durmiendo en la calle.

"No nos vamos a la mierda".
"Estamos nadando en ella".

(Chusmeà la biblia peronista)


8 comments:

La Celestina said...

Rumy sufrira mucho por amor...
Rulfo se las trae...
la informacion fue una vez mas imprebisible...
perfecto para un dia sencible...
celestinos!

Alan Murray said...

Don Willem: La carta está de puta madre. Sin conocer los detalles del movimiento político que aparentemente acapara su atención y energías, entiendo claramente lo que quiere decir. Su definición de este movimiento tan particular, pluralista y multifacético me hace verlo como alguien documentado en la materia.

Por otro lado, y sabiendo que ya he sonado condescendiente en otras oportunidades, la primer parte de su producción se encuentra pulida, tiene un ritmo narrativo atrayente que permite llegar a la lectura de la carta animoso, expectante.

Estos son los textos que a mí me dan gusto y ganas de leer. Estos y otros.

Alan Murray

Lucía said...

hola momia
es muy hermoso el texto "los bailes"
besos
lúpe

cajadegoma said...

sandra, hoy la via pasar domingueando por la esquina de su hogar. no pude saludarla. lo hago ahora.

inglish, gracias por la onda. no crea q soy tan documentado.

lupe, q bueno verte por aqui. siempre un gusto.

Sugus verde said...

Ahora me acuerdo por qué recomendé este blog.

Rose said...

Cuando nadas en la mierda, llega un momento que ni la ves, ni notas su olor. En cambio Rulfo es un visionario, su carta lo demuestra.
Un poco largo para un lunes por la mañana, pero muy bueno!

Jardinera said...

Buenas señor Goma.

Claro que Osho está lleno de fruta, es por eso que está aquí.

Si algún dia gusta hacemos unas tiraditas de Tarot, me encanta la ensalada de Frutas!

Y es tan cierto que los niños ylos locos dicen la verdad que hasta veces me da un poco de miedo.

Jardinera said...

Sr goma, no nos conocemos profundamente, más lo leo un gran pensador y creo que puede ud ayudarme en este momento de incertidumbre de lecturas.

Si no es molestia, dese una vuelta por mis ultimas dos frutas.