1.2.07

latino

Buscando a alguien en un país latinoamericano remoto.
Comprobando la ausencia de estribillo, lo primitivo de los estados y el trunco funcionamiento del sistema y de los derechos civiles.
Hay siempre una juventud ansiosa por descubrir los placeres de la europa, la magia de aquel continente teoricamente plagado de extasis y confort.
El latino no ve cuando ve un museo francés plagado de piezas de arte robadas o cuando besa sus dedos al ver una maravilloso gol de Thierry Henry.
No ve ni la sangre del indio, ni la sangre del holocausto.
No ve más que su realidad.
La realidad de un continente exprimido en la historia.
Huerfano y mal adoptado.
Y aunque no lo pueda descubrir no entiende que lo que queda por hacer es lo que queda acá.
El lugar donde el individuo debe respetarse a si mismo. Porque no está el estado para darnos un subsidio al desempleado o unas jeringas para picarse en óptimas condiciones.
Aquí no se balea al inmigrante. Ni se utiliza al negro para hacer los goles que tus blancos franceses jamás pudieron hacer.
Aquí se respeta o no se respeta.

Listo el pollo, pelada la gallina y cagador el francés.

3 comments:

Anonymous said...

blablabla

cajadegoma said...

gracias por su reflexion luminosa, señor anonimo.

Keyzer Soze said...

Los latinos también somos explotadores y lo peor, carecemos de amor propio y unidad.
En aquellos días que nuestra moneda tenía un valor utópico nuestros vecinos paraguayos y bolivianos venían a ser explotados para enviar dinero a su flia.
O en estos días.. los que construyen el muro anti espalda mojada son los mismos mexicanos.